MARCA

Léo, el mejor amigo de los más pequeños

Del León, símbolo de la Marca desde hace 160 años, nace “Léo”, una mascota de peluche pensada para los más pequeños.

De nuevo, Peugeot Design Lab se acerca al universo infantil con su creatividad del laboratorio de ideas de la Marca, de donde han surgido también los art toys Leo’z o los correpasillos vintage 402 Darl’Mat o L45, basados en modelos de competición míticos.

El peluche Léo está disponible, en los formatos S (9,90 euros) y M (25 euros) en la web de la Boutique Peugeot

La creatividad del Peugeot Design Lab nunca deja de sorprender. La división de ingeniería y diseño para proyectos que van más allá del automóvil tiene en su trayectoria hitos como un helicóptero, un yate, un sofá hecho con roca volcánica o un piano futurista. Sin embargo, entre tecnologías de vanguardia y propuestas audaces, los estilistas de élite de este auténtico laboratorio de ideas no olvidan a las personas que vivirán el futuro que están imaginando: los niños.

Si el León, emblema de la Marca desde 1858, ya ha servido de inspiración al Peugeot Design Lab con la monumental escultura “Lion”, presentada en el pasado Salón de Ginebra, también es la base para Léo, un simpático cachorro que protagoniza una completa gama de productos para niños y niñas, entre los que destaca un peluche.

Disponible en dos tamaños, S y M, y en dos colores, azul celeste y beige, el adorable peluche Léo destaca por su aire simpático y travieso y su tacto suave. Fabricado con un material suave, sedoso y flexible, perfectamente adaptado tanto para ser abrazado como para toda clase de aventuras (puede lavarse fácilmente).

Además de ser un peluche, Léo es el protagonista de múltiples artículos pensados para el público infantil, que van desde una mochila hasta cuadernos, estuches, borradores, lápices e, incluso, gominolas Haribo.

Este simpático leoncito es obra de Christophe Pialat, un diseñador especializado en interiores, con una larga trayectoria dentro de la Marca Peugeot, donde ha dirigido la creación concept-car Peugeot EX1 Concept y ha participado en el desarrollo del Peugeot Onyx Concept.

Compartir en:

Noticias relacionadas

  • 31/07/2020

    PEUGEOT 304 Cabriolet y Coupé: las versiones lúdicas del antecesor del actual PEUGEOT 308 cumplen 50 años

    Con el lanzamiento de la nueva berlina 304 en 1969, era evidente que la gama media PEUGEOT se ampliaría no sólo con la versión Break, sino que aparecerían versiones más lúdicas como la Cabriolet y la Coupé.

    Leer noticia
  • 01/08/2020

    PEUGEOT 205 GTI PLUS; lujo deportivo

    Enero de 1990. Acaban de terminar los espléndidos años 80 y el sentimiento de bienestar social sigue estando presente. En esa época nacieron auténticos iconos automovilísticos y PEUGEOT lanzó modelos que llegaron a los corazones de muchos. Uno de ellos fue el icónico 205.

    Leer noticia
  • 01/08/2020

    PEUGEOT Cycles lanza su gama de bicicletas eléctricas Crossover

    Las e-Bikes PEUGEOT eT01 Crossover aplican al mundo del ciclismo el concepto SUV del mundo del automóvil. Originado por PEUGEOT Design Lab, el estudio de diseño de PEUGEOT, consigue un diseño fluido y moderno, gracias a la integración de la batería BOSCH PowerTube en el bastidor. Su ubicación cerca del motor favorece un centro de gravedad bajo y optimiza el equilibrio de la bicicleta. Su extracción desde la parte superior del marco es fácil y la protege de la suciedad. El proceso de fabricación del cuadro de aluminio evita inclusiones en la materia y garantiza su robustez. Las soldaduras planas completan la calidad percibida. Todas las bicicletas PEUGEOT eT01 Crossover se montan en Francia, en Romilly sur Seine.

    Leer noticia
  • 17/08/2020

    Concept cars PEUGEOT, laboratorio de ideas

    El primer ejercicio de diseño asimilable a un concept car nació en 1984: el PEUGEOT Quasar. Verdadera vitrina tecnológica, fue la primera vez en la que los diseñadores y los ingenieros tuvieron carta blanca para crear un objeto fantasmal alejado de cualquier cortapisa industrial. El diseño de la carrocería fue obra de Gérard Welter, que en aquella época ejercía todavía como diseñador y que trabajó sobre un esbozo de Eric Berthet.

    Leer noticia